lunes, 7 de noviembre de 2011

LOS GRISSES


 
Hace 18 años en 1994 se organizo un grupo de rock llamado los Grisses, todos eran británicos (del barrio Bretaña en Cali o mas conocido como baretaña) todos los integrantes sabíamos que tarde o temprano un OVNI vendría y nos llevaría, esperábamos el momento de la abducción sentados componiendo cancioncillas con letras como: They Came from Outer Space, y a veces en español como: "estrellas de colores ondean en la noche en la oscuridad total". Mientras nos embriagábamos con todo tipo de licores y néctares al alcance de los dioses proletarios, no sabíamos aun que el trago lo podíamos sacar de la fermentación de nuestros propios residuos orgánicos en casa (una lástima), uno de nosotros se paro y propuso registrar las canciones, no sabía exactamente para que, pero algún impulso interno se disparo como resorte haciéndolo brincar de su cómoda silla, luego salimos a buscar más licor, no sin antes buscar en nuestro interior un atisbo de recursos... y allí estaban, los grisses, grises como en la fabula esperando por nosotros.





2 comentarios:

  1. Carísimos jóvenes, cuasi párvulos inclinados hacia Irlanda más que a la Bretaña, no por elección sino más bien por circunstancia; aunque había uno de Junín, ese siempre estuvo. El que se paró seguramente quería registrar un ideal, porque a eso jugaban, a idealizar; idealizar una ciudad, una música, un estilo, una mujer…

    …pero no hubo registro, no se confundan, pa´ tanto no daba el recurso y no hablo del dinero.

    Quién sabe si al final el OVNI vino y se los llevó, aunque hay quienes afirman que a veces, en tardes soleadas, se les ve deambular por las calles de Colseguros envueltos en un hálito de informalidad que se desprende del olor a finas hierbas salvajes, rastrojo ya domesticado desde tiempos inmemorables. Son varios, dicen, unos de Bretaña, otros de más al Sur y otro de Junín.


    PD: …he sido interrumpido….el OVNI definitivamente tuvo que habernos llevado…ya estoy en otro mundo…

    ResponderEliminar
  2. En tardes soleadas de seguro deambulan nuestras auras por aquellos circuitos desgastados que repetimos incesantemente cargados de una esperanza a prueba de la fatalidad. Recuerdo nuestro barrios y lugares habituales de entonces como algo de otra vida, con la esperanza siempre de reunirnos y hacer el experimento de revivir aquel pasado. Aunque dificilmente volveria a ser igual,.. Sí, definitivamente fue en otra vida.

    ResponderEliminar

gracias por comentar